Manejo de la disfagia para cuidadores: cuidados de la boca

Ya comentaba en una entrada anterior que es la disfagia, que síntomas produce, sus factores de riesgo y enumeraba las medidas que debemos tomar en casa. En esta entrada haremos hincapié en estos último para describir las maneras posibles para llevarlo a cabo.

Una buena higiene bucal y mantenerla siempre hidratada:

Todos sabemos cómo lavarnos los dientes, pero resulta más complicado cuando se lo hacemos a otra personas, no tiene más secreto que la paciencia. El cepillo de dientes siempre debe ser suave. Si la persona a la que cuidamos no abre la boca antes de hacerlo por la fuerza intentar enseñar cómo nos lo hacemos a nosotros mismo o a otro familiar para que vea que no pasa nada. Si no podemos fabricar de manera casera un mordedor: una jeringa de 5 ml, la quitamos el embolo, la envolvemos en algodón y la cubrimos de esparadrapo. Así le damos a morder esto y nosotros podremos asear la boca. Siempre con la postura de sentado y con el cuello un poco doblado hacia adelante (para que no trague líquido). Debemos lavar los dientes 2 veces al día.

La falta de hidratación bucal o la falta de salivación de las glándulas es muy común en personas mayores, se llama xerostomía. Aunque pocas veces ocurre el problema contrario. La xerostomía aumenta los riesgos de infección en la boca y pulmonar, además de ser doloroso para la persona y dar lugar a mala calidad de vida. Recordar vosotros mismo alguna vez esa sensación de “tengo la boca pastosa”, pues así 24 horas…

Existen también lo que se llama saliva artificial, que está comercializado por muchas marcas, sólo tienen que preguntar a su farmacéutico, suele componerse de: Xylitol presenta efectos beneficiosos a nivel oral: un efecto bacteriostático y humectante, a la vez que potencia el efecto anti caries y remineralizante del Fluoruro sódico; Betaína, la Alantoína y el Aloe vera por sus acciones antiirritantes, regeneradoras y cicatrizantes de los tejidos, previenen las fisuras de la lengua, labios y paladar, mejorando la sintomatología de los pacientes con xerostomía. Existen formulaciones que incluyen el Ácido málico como un agente estimulante de la secreción salival sin efecto erosivo sobre el esmalte dental. Se ha de aplicar después de la higiene bucal. Para ello podremos usar una gasa enrollada a un depresor (palo que usan los médicos para explorar la garganta) y nuestro mordedor. Otro remedio casero ya más paliativo cuando nuestros enfermos duermen con la boca abierta, o la mantienen abierta todo el día, es hacer una infusión de manzanilla y con un pulverizador (de esos que cuestan 2 euros) humedecer la boca por dentro tantas veces como queramos al día.

Todos estos cuidados se deben llevar a cabo si la persona a la que cuidamos tiene dificultades para tragar y/o xerostomía porque en la boca se acumula mucha suciedad, que si por pequeñas aspiraciones que no se pueden controlar pasan a pulmón estaremos ayudando a tener una infección grave.

Me planteo con todo esto hacer unos vídeos explicativos, ¿les resultaría de utilidad? Espero sus respuestas. Y como siempre ¡os animo a preguntar todo lo que quieran!

, , , ,

2 Respuestas a Manejo de la disfagia para cuidadores: cuidados de la boca

  1. maruja marzo 11, 2015 en 4:39 pm #

    Claro que todo lo que exponen es de mucha utilidad. No sabia que existia saliva artificial, es un aporte muy util para mi que tengo a mi padre con alzheimer, no habla y no camina hace casi tres años, hay dias que tiene dificultad para deglutir sus alimentos que ya se los damos licuados. Yo siempre digo : todos los dias aprendemos algo. Gracias por sus publicaciones.
    Maruja (desde Perú)

    • Julia
      Julia marzo 12, 2015 en 7:35 am #

      Gracias Maruja! La idea es ayudaros, y yo también aprendo mucho con vuestros comentarios.
      Saludos desde España.

Deja un comentario